9 de Febrero: Día del Odontólogo

Apolonia de Alejandría, o Santa Apolonia, es considerada como la santa patrona de los Odontólogos y de las enfermedades dentales. Su historia comienza en un periodo de persecuciones religiosas, durante la época del imperio romano. Bajo el mandato del emperador Filipo “El Árabe”, se perseguía y torturaba a los cristianos en todos los rincones del imperio, y así sucedió en la ciudad de Alejandría (hoy Egipto).

En unas de esas persecuciones hacia los cristianos (en el año 249, siglo III D.C), soldados romanos capturaron a Apolonia, una mujer virgen de avanzada edad, y la torturaron con el objetivo de que se arrepintiera de su fe cristiana, pronunciase blasfemias contra Jesucristo y adorase a los dioses paganos.

Sin embargo, ella se negó y sufrió la ira de la turba que la rodeaba. En uno de los golpes que sufrió perdió varios dientes y los restantes le fueron arrancados como tortura. Su perseverancia en defender la fe enojó más a sus atacantes y éstos la amenazaron con la hoguera, pero Apolonia no se amilanó.

Momentos antes del final, Apolonia pidió a sus captores que le soltaran las manos, haciéndoles pensar que iba a reconsiderar su decisión. Sin embargo y para sorpresa de los soldados, ella misma se lanzó al fuego de la hoguera para no renunciar a su religión (según San Agustín, por deseo del Espíritu Santo).

Dicen los escritos que, mientras Apolonia estaba bajo el fuego espetó a los presentes que cuando sufrieran de problemas y dolencias dentales, invocaran su nombre, pues ella intercedería ante Dios para aliviar sus penas.

Sin embargo, la leyenda no se queda ahí y asegura que Apolonia no se quemó y permaneció con vida dentro de la hoguera (protegida por Dios), razón por la que finalmente optaron por degollarla para darle muerte. Cincuenta años después, Apolonia fue canonizada por su entrega y abnegación cristiana. Años más tarde, su figura cayó en el olvido y no fue hasta el siglo XIV cuando volvió a emerger en la liturgia católica.

Desde entonces, es a ella a quien se la invoca contra el dolor de muelas y es considerada como la patrona de las enfermedades dentales, así como de los odontólogos.

La iconografía de Santa Apolonia se representa con unas pinzas que sostienen un diente o con un collar en el que pende un diente de oro. Su festividad se retomó en México para conmemorar cada año el Día del Dentista, y se celebra el 9 de febrero.

También te podría gustar...